Internacional, Wednesday 15 de April de 2020

En España así tratan algunos vecinos a los sanitarios: mensajes amenazantes, puertas de viviendas rociadas con lejía…

La Organización Colegial de Enfermería de ese pais ha denunciado "la baja catadura moral" de estas personas. Estudian ya acciones legales.

Las redes sociales ya se han hecho eco de ellos. Se trata de mensajes de vecinos contra personal sanitario que también vive en sus comunidades. "Estimado vecino Rodrigo del 7º B, es hora de que empieces a cuidar de tus vecinos. Sabemos de tu trabajo en Cruz Roja, pero hoy nos toca cuidarnos. Por favor no vuelvas a casa. El Estado tiene refugios para el personal de la salud. ¡No vuelvas más!", reza uno de ellos.

Así las cosas, a través de un comunicado, el Consejo General de Enfermería ha denunciado "la baja catadura moral y manifiesta insolidaridad de aquellos vecinos –afortunadamente, una minoría- que hostigan con carteles amenazantes a los profesionales sanitarios que luchan contra el COVID-19 para que abandonen su vivienda por miedo a ser contagiados".

"No cabe mayor desprecio para los miles de profesionales también empleados de supermercados o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad- que se juegan su propia salud para cuidar, atender o proporcionar seguridad a todos los ciudadanos", señalan.

Y es ha habido casos en que el acoso hacia los profesionales sanitarios ha ido más allá que la colocación de un cartel: ha llegado a haber "daños materiales causados por rociar la puerta de la vivienda con lejía y caseros que han intentado desahuciar a su inquilino", según denuncia el Consejo de Enfermería.

Otro ejemplo: una ginecóloga de Barcelona se ha encontrado con una pintada en su coche que tenía aparcado en el garaje de su urbanización. La doctora, que se disponía a salir a trabajar al hospital como cada día, se ha topado con el mensaje que le han dejado sus vecinos: "Rata contagiosa".

La Policía Nacional de España ha asegurado que este tipo de comportamientos, además de manifiestamente incívicos, pueden ser considerados como delitos de odio y, por tanto, ser denunciables y perseguibles. "Los servicios jurídicos de la Organización Colegial, siempre a disposición de todas las enfermeras y enfermeros, estudiarán en profundidad todos los casos que se les comuniquen con el fin de que todo el peso de la Ley caiga sobre quienes hostigan a los profesionales que están luchando sin descanso para combatir la mayor emergencia en materia de salud pública de la historia reciente", ha señalado su presidente Florentino Pérez Raya